Saucony Peregrine 4.0. Velocidad de crucero en baja y media montaña.

Saucony es una marca norteamericana de más que reputado prestigio en Running que, ya desde hace unos años, invirtió un gran esfuerzo y recursos para posicionarse entre las grandes también en el mercado del Trail-running. Fruto de ese enfoque decidido nacieron grandes modelos, de entre los cuales, la Xodus (especialmente en sus versiones 3 y 4), ha sido la más afamada y con más que suficientes argumentos para ello.

Peregrine1

Un escalón por debajo en cuanto a peso nos encontramos con la Peregrine. Un modelo que,a simple vista, destaca por sus llamativos colores y, sobre todo, por desprender un “aura racing”, que difícilmente deja indiferente.

Peregrine2Cuando uno la tiene entre las manos, ve en ella una zapatilla ligera, pero sin llegar al punto de minimalismo en el cual muchos no estamos decididos a internarnos al cien por cien, y a su vez, unas potenciales cualidades para desenvolverse con rapidez por la montaña, lo que las hace muy atractivas.

A fin de desgranar sus enormes virtudes, así como sus limitaciones, hemos decidido poner a prueba las Peregrine 4.0 en varios entornos, así como realizando determinadas competiciones en las que les hemos exigido el máximo.

Su puesta de largo fue realizando el variado y exigente recorrido de la primera mitad de la Marató de la Vall del Congost. Aquí ya pudimos disfrutar desde los primeros metros de una ligereza muy de agradecer. No en vano, solo pesan 270 grs. reales en talla 9 USA.

Otra de sus virtudes que pudimos comprobar nada más entrar en terreno más complicado, fue la efectividad de su rockplate de fibra de vidrio. Su funcionamiento, en plena sinergia con el compuesto, algo duro, del taqueado central de la suela, se estaba mostrando enormemente efectivo para aislarnos de las piedras que podrían dañarnos la planta del pie sin comprometer, de ningún modo, la flexibilidad de la parte delantera de la zapatilla.

Sin embargo, pronto también observamos que la rigidez de su suela desde Peregrine3la zona de los metatarsos hasta el talón, debido a la incorporación del Co-molded External Bedrock Outsole (estabilizador central compuesto de plástico rígido y que se prolonga hasta el talón), unido a unos cordones elásticos que no acabamos de ver su “encaje” en una zapatilla de correr por montaña, hizo que se generaran grandes holguras tras completar tramos de subida más o menos prolongados y de moderada inclinación, que obligaron en más de una ocasión a reapretar con decidida contundencia los cordones. Una vez hecho lo anterior, el ajuste es muy bueno, especialmente en el talón y en el empeine, favorecido este último con las tiras de FlexFilm que refuerzan el upper, y con lo que se asegura que el pie se encuentre perfectamente sujeto dentro de la zapatilla.

Por otra parte, la tracción sobre tierra y roca seca nos estaba pareciendo muy buena. La suela, construida con dos componentes diferenciados (la más dura y resistente XT-900 en su parte interior y un compuesto más blando en los flancos), así como un dibujo bastante agresivo y diseñado específicamente para conseguir la máxima tracción longitudinal, se estaba mostrando realmente muy eficaz sobre el terreno que nos estábamos encontrando.

Otra de las cualidades que nos gustaron desde este primer día es la facilidad que nos otorgaron para ir realmente rápido en terreno llano sin especial dificultad técnica. Bajo estas circunstancias, uno se olvida de que lleva puesta una zapatilla para correr por la montaña, asemejándose mucho más en su comportamiento al de una zapatilla de asfalto, y de las rápidas. En ello, aparte del propio diseño de la zapatilla tiene también mucho que ver el reactivo compuesto Power Grid de la media suela.

Peregine4En cuanto tuvimos que abordar las bajadas, agradecimos especialmente su drop de 4 mm y su perfil bajo. Ambas características nos aportaron seguridad y estabilidad suficiente como para descender con bastante fluidez. A su vez, de nuevo hemos de alabar su rockplate así como el molded EBO (External Bedrock Outsole), ya que ambos nos estaban protegiendo la planta del pie como muchas zapatillas significativamente más amortiguadas no son capaces de lograr y, a su vez, este ultimo, nos estaba brindando un destacable extra de estabilidad.

Finalmente, los cordones elásticos y planos (que no nos acaban de convencer) unido a una lengüeta convenientemente acolchada, favorecen que en ningún momento se notaran aquéllos en nuestro empeine.

Tras completar los 21 kms. con aproximadamente 1250 mts. de desnivel positivo de esta primera mitad del recorrido, estábamos más que satisfechos con las prestaciones exhibidas por las Peregrine 4.0.

Peregrine5

Foto realizada por Fotos Curses Assumpta durante la Marató de la Vall del Congost 2014

Tan solo una semana después tocó competir con ellas en la Marató de la Vall del Congost. Tras los entrenamientos previos, las zapatillas se habían vuelto un poco más flexibles y ya se había producido el amoldamiento de la plantilla a nuestro pie. La experiencia de competir con las Peregrine fue muy gratificante, ya que, aparte de demostrarnos que ofrece una amortiguación más que suficiente para abordar esta distancia y exhibir las grandes prestaciones que ya conocíamos, vimos que éstas se mantenían inalterables con el paso de los kilómetros. Cierto es que la zapatilla cogió un poco de holgura, pero no la suficiente como para hacernos plantear el pararnos a realizar un reapriete de los cordones. Una nueva ventaja que descubrimos en esta carrera, en la que el calor fue el principal protagonista durante su segunda mitad, fue la de la excelente transpirabilidad que ofrece su tejido Hydramax, del cual está compuesto, en casi su totalidad, el upper de la Peregrine.

Tras esta competición, las pusimos de nuevo a prueba en la Cursa del Pic de l´Aliga. Su pedregoso recorrido, típico del Garraf, no fue inconveniente para rodar a buen ritmo y con agilidad en las zonas más técnicas con estas zapatillas y, aparte de todo lo expuesto, hemos de asegurar que la protección de la puntera (denominada Toe Shell) se antojó suficiente para aislarnos de algún que otro golpe contra piedras de pequeño tamaño.

Finalmente, y a fin de sacar conclusiones definitivas, decidimos calzárnoslas sobre terreno más típico de alta montaña. Concretamente por el Camí Vell de ascenso a Vall de Núria desde Queralbs, así como en el de ascenso desde la Central de Daió al refugio Coma de Vaca.

Peregrine6

Fue durante este recorrido donde descubrimos las mayores carencias de este modelo. La primera está relacionada con la construcción de su suela. El hecho de tener los flancos significativamente más blandos que la parte central de la suela merma su capacidad de brindarnos estabilidad delantera en zonas predominantemente de roca. El efecto que se produce es que, al realizar el apoyo en una roca de superficie irregular, la zona central de la suela se muestra rígida, con lo que la zapatilla tiende a bascular mas que a amoldarse al terreno. Lo que sucede con esto es que precisamente esta basculación no deseada tampoco es plenamente contrarrestada por el flanco de la zapatilla, ya que, al ser significativamente más blanda, se muestra insuficiente para cumplir este propósito y, consecuentemente, aumenta el riesgo de sufrir alguna torcedura. También, este mismo hecho de que la suela sea blanda en los flancos, tampoco ayuda cuando pisamos alguna piedra puntiaguda con la parte delantera de la suela, ya que en no pocas ocasiones llegaremos a percibir claramente la piedra en el dedo gordo del pie.

GOPR1946 1071Otra de las carencias que descubrimos conforme ganamos altitud fue lo deficiente que se mostró la suela para conseguir agarre y tracción sobre roca mojada. Así como en seco, ambas cualidades son elogiables en la Peregrine, en cuanto la suela XT-900 pisa roca mojada, hay que extremar las precauciones, ya que su rendimiento cae dramáticamente en picado. Sobre nieve tampoco hay buenas noticias, ya que, a pesar de que el dibujo de su suela es bastante agresivo, es su compuesto el que no se lleva bien con el H2O en cualquiera de sus manifestaciones. Resulta inevitable echar de menos el Vibram de las Xodus.

Actualmente, nuestras Peregrine 4.0 suman algo más de 200 kms. y hemos de decir que se encuentran en perfectas condiciones. Ni su suela ni su upper muestran síntomas de desgaste alguno, mas allá de que la capa de Flexifilm que recubre este último se ha despegado levemente en algunas zonas.

Peregrine7

En fin, las conclusiones son fáciles de sacar. La Peregrine 4.0 es una gran zapatilla. Ligera, cómoda, que ofrece una protección muy alta, especialmente en la planta del pie, y que resulta fácil ir realmente rápido con ella. Todo ello es plenamente cierto siempre y cuando no nos internemos en zonas técnicas más propias de las carreras de sky run y, sobre todo que no tengamos que progresar sobre roca mojada, hielo o nieve, circunstancias sobre las cuales su rendimiento es inferior a la media.

Peregine8

 

¡No te pierdas el vídeo!

Si te ha parecido interesante el recorrido de la prueba, aquí te facilitamos el track de la Marató de la Vall del Congost. Un trazado que ha sufrido unas pequeñas modificaciones en la edición de este año a fin de homologar su distancia. A disfrutarlo!!!

Garmin Connect

Wikiloc

 

2 Comments

on “Saucony Peregrine 4.0. Velocidad de crucero en baja y media montaña.
2 Comments on “Saucony Peregrine 4.0. Velocidad de crucero en baja y media montaña.
  1. peso 60 kg y hago carreras de media maraton de montaña a ultras.Vivo en una zona de muchas rocas ,es recomendable esta zapatilla?.

    • Hola Jose! Tal como explicamos en el artículo, los mayores handicaps de la Peregrine son la roca mojada y el terreno especialmente técnico de alta montaña. Respecto al primer punto, desconozco si el lugar donde las vas a usar principalmente suele llover con frecuencia, pero, si es así, irás un tanto justo de agarre y tracción sobre roca mojada. El segundo punto (cierta inestabilidad y protección justa en zonas técnicas debido a lo especialmente blanda que resulta la parte externa de la suela respecto a la interna), se suple con la técnica, más o menos depurada que poseas.

      En cuanto a distancias a acometer, nosotros hemos completado maratones de montaña (sobre seco) con ellas sin el más mínimo problema. Es una zapatilla cómoda, ligera, con una amortiguación muy solvente para su peso y con un rockplate inmejorable. Pero su mejor virtud es que, en los caminos de escasa dificultad técnica, es lo más parecido a llevar una zapatilla de asfalto de altas prestaciones. Para ultras, dependerá de las características del mismo y lo “curtido” que estés. Por ejemplo, para un Ultra de escasa dificultad técnica y muy “corredero” como los 101 de Ronda puede ser un modelo muy adecuado. Para hacer La Ronda dels Cims, por irnos al otro extremo, su hermana mayor (la Xodus) es mucho más recomendable.

      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *