Salomon Adv Skin Belt S-Lab 3 Set. El complemento perfecto.

SalomonBelt9En la presente temporada, la firma de Annecy sacó al mercado la tercera evolución de un cinturón que ofrece grandes posibilidades. En su momento tuvimos la oportunidad de probar la primera versión del mismo, el cual nos sirvió de complemento perfecto a una mochila de 5 litros y poder acometer, con la combinación de ambos productos, pruebas de ultra distancia portando sin problema todo el material obligatorio exigido.

Con esta última versión, han crecido también sus prestaciones, aumentando de tamaño, capacidad e incorporando nuevas soluciones que amplía todavía más su abanico de uso. Su peso supera por poco los 100 grs. y declara ser capaz de albergar un volumen total de 3 litros.

El cinturón en sí cuenta de dos partes:

  • La delantera, la cual está provista de:
    • Un bolsillo elástico que abarca toda su longitud y que cuenta con dos pequeños cordones destinados a asegurar el material que portemos en su interior. Este bolsillo está diseñado para poder albergar dispositivos softflask óptimamente, utilizando los cordones elásticos para sujetar la boquilla de los mismos y así mantenerlos de forma segura en su interior.
    • Dos bolsillos laterales también elásticos. El situado en el lado derecho dispone de cierre con cremallera, con lo que resultará idóneo para guardar en él aquél material que resulte crucial no perder (teléfono móvil, por ejemplo).
    • Cinchas centrales elásticas, las cuales nos permitirán fijar algún material ligero extra.
  • La trasera, en la que se dispone de:
    • Un bolsillo de gran capacidad y muy elástico provisto de cremallera. En la mayoría de las situaciones será el más apropiado para albergar ropa de abrigo (cortavientos ligero), pero puede ofrecer otras utilidades, como veremos más adelante.
    • Un bolsillo  dividido en dos y compuesto del mismo material elástico que el anterior.
    • Dos cinchas elásticas porta bastones.

A su vez, el cinturón Adv Skin S-lab 3 cuenta con un dispositivo de hidratación soft flask de 500 ml de capacidad.

SalomonBelt8

Como fácilmente se desprende de la descripción anterior, Salomon ha dotado a este cinturón de multitud de accesorios que permiten portar una cantidad considerable de material.

Sobre el terreno:

La colocación del cinturón no ofrece gran complicación. Tan solo hemos de soltar los anclajes de cualquiera de los laterales, rodear con el cinturón nuestro vientre y proceder de nuevo a la fijación de los anclajes. Una vez hecho esto, lo acomodaremos convenientemente y procederemos a tensar las cinchas laterales. La distribución de la carga, así como el ajuste que realicemos con estas cinchas serán la clave para obtener el confort de marcha deseado.

En cuanto a la sensación del tejido, podemos garantizar que la ausencia de roces y zonas de excesiva presión es absoluta. La malla tridimensional (Sensifit) utilizada en la confección SalomonBelt4de su parte interna, así como la suavidad del componente utilizado en los bordes resultan muy agradables y permiten, sin ningún problema, llevar el cinturón en contacto directo con la piel, incluso cuando decidamos realizar largas sesiones de entrenamiento o competición de distancia respetable. El propio diseño del cinturón también está pensado para mantenernos aislados del contacto con los anclajes laterales, que sería lo único que podría resultar agresivo. Por otra parte, la alta elasticidad del conjunto hacer que se adapte totalmente a la forma de nuestro cuerpo, mostrando una ergonomía muy destacable. En cuanto a su transpirabilidad, ésta es digna de elogio, teniendo en cuenta de que se trata de un cinturón en el que, a diferencia de otros muchos modelos existentes en el mercado, tendremos una gran superficie de nuestro cuerpo cubierta por el mismo.

Durante las numerosas pruebas que hemos realizado con el Adv Skin Belt S-lab 3, hemos procedido a cargarlo de muy diferentes maneras, obteniendo con todas ellas un rendimiento óptimo, pero teniendo en cuenta una serie de premisas importantes para conseguirlo. A fin de dar las claves adecuadas, os decribiremos algunos ejemplos de configuraciones utilizadas y los pequeños detalles que hay que tener en cuenta en cada caso:

  • Configuración habitual de entrenamiento de corta distancia o de media con fuentes en el camino que nos permitirán repostar líquido. Aquí lo habitual será llevar un dispositivo Soft Flask de 500, el cual alojaremos en la parte delantera del cinturón, un cortavientos ligero en el bolsillo de la parte posterior, algunos geles o SalomonBelt2barritas en uno de los bolsillos laterales delanteros y teléfono móvil en el otro (el que está dotado de cremallera). Con esta configuración, el cinturón estará significativamente más cargado en su parte delantera que en la posterior, lo cual no resulta muy adecuado. De todos modos, se puede minimizar el bamboleo de la parte delantera del cinturón tomando dos medidas. La primera será tensar las cinchas laterales con profusión. En el momento en que nos parezca un poco excesivo en parado, será la señal de que hemos dado con el punto de ajuste óptimo. Una vez en marcha veremos que SalomonBelt7realmente no nos hemos pasado. Por otra parte, existe una diferencia enorme entre llevar el dispositivo soft flask completamente lleno o sacrificar 100 ml. de su capacidad procediendo a beberlos antes de salir. Con estos dos gestos, el confort de marcha resultará adecuado a pesar de llevar el cinturón claramente desnivelado. En cualquier caso, cuando este sea el material a portar, puede resultar más adecuado portar el cortavientos ligero en el bolsillo delantero y el soft flask en el bolsillo trasero. Con esta ubicación, el acceso al soft flask será un poco más laborioso, debido principalmente a la cremallera, pero la carga irá mucho mejor distribuida.
  • Configuración en la que las necesidades de hidratación son primordiales: En este caso,SalomonBelt1 se trata de un entrenamiento de media distancia con altas temperaturas. En este caso, podremos transportar un soft flask de 250 (o incluso 2) o de 500 en la parte delantera y otro de 500 en la parte trasera. Si precisamos transportar cortavientos ligero, podremos realizarlo en el bolsillo elástico trasero también sin problema. En los bolsillos delanteros ubicaremos el móvil y los geles/barritas, tal como en la primera configuración. Ahora llevamos el cinturón con un máximo que 1l. de autonomía hídrica, que deberá ser un poco menos, ya que, al igual que comenamos en el configuración precedente, resulta recomendable no llevar los soft flask completamente llenos, especialmente el que portemos en la parte delantera. Otra recomendación en este caso, es que comencemos a beber del soft flask alojado en la parte delantera, ya que conforme lo vayamos consumiendo, el confort aumentará. Proceder del modo contrario potenciará que se inicie el incómodo bamboleo, ya que, por un lado, mantenemos la parte delantera totalmente cargada (la que es más susceptible de moverse) y por otra, al disminuir el volumen transportado en la parte trasera, se produce el efecto de que el cinturón se destensa ligeramente.
  • Configuración en combinación con mochila de 5l. a fin de afrontar una prueba de larga distancia: Una de las posibilidades más interesantes que ofrece este producto es la de proporcionar la capacidad extra de la que nuestra mochila de entrenamiento más habitual no dispone y que propiciará su utilización en competiciones de larga distancia. la ventaja respecto a utilizar solo una mochila de 10-12 l. radica principalmente en la accesibilidad, ya que en el Adv Skin Belt S-Lab 3 podremos portar determinado material que irremediablemente en una mochila de gran capacidad deberá alojarse en su parte trasera (lo que obliga a tener que sacarse la mochila para acceder al mismo). A fin de mostraros esta solución, os recomendamos la visualización del siguiente vídeo explicativo:

Sin duda, a algunos les parecerá un tanto aparatoso (que lo es), pero otros verán con buenos ojos las ventajas que aporta la adopción de este sistema.

 Todas las configuraciones posibles son plenamente compatibles con el transporte de bastones (recomendamos encarecidamente un modelo plegable de SalomonBelt33 tramos). Éstos los sujetaremos con las cinchas destinadas al efecto lo que, aparte de no interponerse en el acceso al material alojado en los bolsillos traseros (ya que están ubicadas bajo éstos), facilitará que el acceso a los bastones pueda realizarse cómodamente y con rapidez. Tanto para su colocación como para su disposición no será necesario dejar de correr/caminar y, ni mucho menos, tener que sacarse el cinturón. La solución adoptada por el Adv Skin S-lab 3 Belt es un acierto total, porque durante la marcha ni nos enteraremos de que los estamos transportando, salvo algún roce puntual con el brazo que con carácter excepcional se puede producir o el eventual tropiezo con alguna rama, lo cual tampoco será lo más habitual. En nuestra opinión, este detalle es uno de los más logrados de este producto.

A fin de mostraros un ejemplo gráfico de funcionamiento del Salomon Adv Skin S-Lab Belt 3, os animamos a que veáis este vídeo, en el que realizamos un trayecto de 19 kms. con 1300 mts. de desnivel positivo acumulado portando todo el material necesario para su realización. La ruta comprende el trayecto de ascenso desde la localidad de Saldes hasta la cima de la Gallina Pelada, pasando por el refugio d’Ensija y los preciosos rasos en los que está ubicado.

Durabilidad:

En este apartado hemos de tener en consideración que el cinturón Adv Skin S-Lab 3 es un producto orientado a ofrecer altas prestaciones, lo cual a menudo está reñido con la robustez y durabilidad. En este caso concreto apreciamos determinados puntos que pueden ofrecer un cierto desgaste prematuro, dependiendo también de ello, el uso que le demos.

Al respecto, queremos manifestar dos puntos. El primero se refiere al tejido elástico exterior, incluyendo en éste salomonBelt6también el de rejilla de los bolsillos de la parte anterior. Este es más resistente de lo que a priori aparenta, pero hemos de tener cierto cuidado a la hora de alojar dentro de los bolsillo material que pueda tener partes punzantes o ligeramente afiladas, ya que no será infalible a ellas. Por otra parte, será difícil que este mismo tejido sufra un enganchón, debido principalmente a su ubicación y, aunque ofrece cierta resistencia en caso de acontecer, no es un tejido Rip Stop y puede llegar a producirse un pequeño destrozo.

Otro punto que puede manifestarse un desgaste, es en las cinchas porta bastones. Dependiendo del modelo de bastón, pueden someterse a mayor o menor tensión y, con el uso, terminar ofreciendo una elongación excesiva.

Finalmente, comentar que serán los logos y especificaciones, pegados térmicamente al tejido, realmente los primeros en deteriorarse con el uso.

AdvSkinSlab3Belt_detalle

Conclusión:

El Salomon Adv Skin Belt S-Lab 3 es, sin ninguna duda, un producto muy versátil, al cual le podemos dar un uso bastante intensivo pero que, a su vez, requiere tener en cuenta determinadas premisas a fin de sacarle su máximo rendimiento.

El track 😉

Garmin Connect

Wikiloc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *